Fragmento de mi entrada "Diario de tus instintos olvidados".

Y a solas, cada cuerpo compone su réquiem.Un llanto por la mitad perdida. Una lágrima por cada gota de sudor compartida. Una SONRISA por cada risa que inundó la partida.

El acto desesperado de amar lo que no tenemos. El acto desesperado de amar.
Amar desesperados ese acto.
Y desesperados sucumbir al amar.

(Fragmento de mi entrada "Diario de tus instintos olvidados".)

lunes, 23 de agosto de 2010

PIEL DE GALLINA

Reír. Comer a besos. Bronceado de biblioteca. Dos horas para montar una tienda de campaña. Mudarme de casa. Echar de menos. Asquearme de la buena suerte. Estrenar septiembre. Recordarnos retozando en la arena. Arena por doquier. Recoger CIU de noche en bici. Robar una bolsa de chuches en los chinos. Agarraros la mano.

Pillar al del pendiente de madera mirarme las piernas, o mi vestido de cuadros. ¿O mi piel de gallina?

Hacer sonar fuerte mis tacones. Ronronear al Sol. Ser criatura de la noche. Bailar con The Dandy Warhols. Conocer aun más gente.Salir. Deslizarme por las barandillas. Encantada con las bromas telefónicas de mi abuela.Echar de menos cosas que nunca he vivido. Se dice desear. Desear. Volver a veros. Y ya está. Acabarme el bol de helado, yo sola. Dormir desnuda. Cantar en la ducha mientras suena Jet. Que me acaricien la cabeza, que me gusta, que me encanta. Que me beses en la nariz y me hagas cosquillas con la barba. No os la afeitéis. Yo tampoco lo haré. Y volver a reírme más fuerte. Perseguir a las ardillas del bosque de teleco. Lo bien que cantas y tocas la guitarra. Lo bien que bailas break. Lo mucho que molestas, petarda. Y tu también. Oler a mi tortuga, asquerosamente tierna.

Mirar que son las 22.00 y seguimos estudiando. Bueno, mirando el libro. Apoyar mi cabeza en tu hombro mientras le dices: "Tronco, te quiero"; y él te contesta: "No me seas marica", mientras te da un apretón en el hombro con una sonrisa.

Y volar sobre dos ruedas las calles universitarias vacías, excepto por nuestras enormes y orgullosas almas, a las tantas de la noche rumbo a nuestros nidos. Me esperan spaguettis a la carbonara. Ñam.
Y en definitiva dos semanas que parecen no acabar nunca. Con vosotros. En la biblioteca.

Porque... Esto...
¿Qué haríamos si hubiésemos aprobado todo?
Aburrirmos. Seguramente. Seguramente.



Se ha producido un error en este gadget.