Fragmento de mi entrada "Diario de tus instintos olvidados".

Y a solas, cada cuerpo compone su réquiem.Un llanto por la mitad perdida. Una lágrima por cada gota de sudor compartida. Una SONRISA por cada risa que inundó la partida.

El acto desesperado de amar lo que no tenemos. El acto desesperado de amar.
Amar desesperados ese acto.
Y desesperados sucumbir al amar.

(Fragmento de mi entrada "Diario de tus instintos olvidados".)

domingo, 27 de junio de 2010

Ains

No se ni que hago aquí escribiendo. No es el momento ni el lugar, pero sentía la necesidad de escribir, por el puro placer de...
Estoy TAN relajada. Tan a gusto. Al final hoy no hemos salido de fiesta, necesitábamos dormir, pero el caso es que estamos tirados en el salón viendo Austin Powers. Los chicos sonríen y le ríen las gracias a la tele, las chicas lo ven con indiferencia. Yo estoy sentada en un sofá de terciopelo azul, aun con el biquini de flores que he llevado esta tarde a la barbacoa de Fano y comiendo una manzana verde.

[Adoro el sonido de mi mandíbula rompiendo un trozo de manzana, es sensual, es dulce].

Mis amigos están tirados a mi alrededor en el sofá, no duermen, no se mueven, no hablan. Pero SON ellos, esta noche más que nunca. En pijama, medio desnudos, con chandal, así sin más. Patri se va a acabar la tableta de chocolate en breves, no puedo permitirlo. Pero para ello tendría que dejar de escribir, hablar, moverme. Demasiado tarde, se ha comido el último trozo. No importa, su cara de alegría pos-chocolate me satisface.

He abierto la terraza, está justo a mi lado y una suave brisa entra a estas horas de la noche. La cachimba descansa en el suelo, los últimos restos de humo salen por la rejilla de abajo. El flequillo me hace cosquillas es los párpados. Me hace sonreír. Veo a lo coches pasar, ¿qué de historias habrá en cada uno de ellos? Rojo, azul, blanco, negro, otra vez blanco... Acaso, ¿saben qué les miro? ¿Qué estoy aquí tan tranquila y relajada? Seguramente ni les importe. pero quizás si lo supiesen, les daría envidia y procurarían encontrar el mismo sentimiento en su interior.

Se respira tanta calma. Es como si después de tanto jaleo estudiantil y ahora tanto jaleo de fiesta, estuviésemos por primera vez descansando. Esta noche me siento por primera vez descansada. Definitivamente. Me gustan mucho los suspiros fuertes de comodidad que sueltan a veces. Y que digan que les acerque el mando/la comida/la servilleta, dado que soy la única más próxima a una posición perpendicular con el suelo.

Yo también he suspirado. De comodidad, de relax, ahora mismo es como si nada fuese a pasar mañana. Parece que esta noche va a ser interminablemente cómoda. Y me seduce la idea. No me apetece ni cambiar la letra, ni buscar una foto acorde, ni siquiera se que título poner a esto... No me preocupa. Incluso me quivoco mucho al escribir.

Voy a dar a publicar. Le pasaré el ordenador a quién le toque ahora, le daré una patada a éste pendejo de mi lado y me recostaré en este sofá tan cómodo. Y no voy hablar, solo voy a dedicarme a ver la tele, disfrutando de ELLOS, a mi lado.

Y que no se me olvide suspirar de comodidad. Una vez más. Y otra. Otra más. Y dentro de un rato, miles de ellas más.

Y que lo tenga que venir vendrá, pero no voy amagarme estos momentos (tan buenos) por algo que tiene que llegar, que ya llegarán, ya me ocuparé de ellos más tarde, en SU momento. Porque echaremos la vista atrás, y diremos "¡Mierda! Si ya sabía yo esto, y si es así... ¿Por qué cojones me amargué antes?" Asi que no, ahora solo toca suspirar.

"...aaaiiiinnnnnnssssssssssssssssssss."

2 comentarios:

  1. se interpretan mucchas cosas!
    disfrútalo!

    ResponderEliminar
  2. HE RE-FLIPADO. Me has hecho pensar, y fíjate yo ya estoy disfrutando de mi verano, pero no he tenido mis momentos RELAX.

    Bueno sólo uno, pero ya llegarán eso lo tengo claro.

    ResponderEliminar

PENSAMIENTOS DE GENIOS

Se ha producido un error en este gadget.